Principales claves del transporte marítimo de productos frescos y/o perecederos

 En: Transporte Marítimo

Actualmente, la mayoría de las frutas y hortalizas se cultivan en lugares que se encuentran alejados de los centros de consumo. Esto supone que miles de toneladas de este tipo de productos se transporten, diariamente, en envíos de larga y corta distancia.

En las exportaciones de alimentos frescos y perecederos, el transporte marítimo juega un papel crucial, siendo uno de los medios más utilizados para el envío de este tipo de mercancía. Para su transporte se utilizan buques y contenedores frigoríficos con el fin de conservar la cadena de frío.

El uso de este tipo de sistemas frigoríficos tiene, por tanto, el fin principal de mantener la temperatura, humedad y calidad del aire. Así, el producto se conserva adecuadamente durante todo el proceso de envío, sin poner en riesgo su integridad ni calidad.

 

¿Qué es un barco frigorífico y cuál es su función?

Los productos frescos se caracterizan por ser altamente perecederos, especialmente cuando se almacenan en espacios cerrados. Esto pone de manifiesto la necesidad de utilizar sistemas apropiados que permitan la adecuada conservación de la mercancía en buques frigoríficos, especializados en el envío de carga bajo condiciones controladas de temperatura.

Este tipo de embarcaciones se caracterizan por estar totalmente equipadas para la refrigeración de la mercancía, disponiendo de sistemas eficientes para la circulación del aire, entre otros.

Actualmente, existen 3 tipos fundamentales de buques refrigerados:

  • Buque de carga convencional: En este tipo de barcos, las mercancías se introducen en el interior a través de escotillas ubicadas en la cubierta principal y por medio del uso de grúas, que pueden ser del propio buque o del puerto.
  • Buque con puerta en el costado: A diferencia del anterior, en este caso, las mercancías se introducen paletizadas a través de grandes puertas ubicadas en los costados del barco. Para su carga se utilizan traspaletas u otros sistemas mecanizados.
  • Buque portacontenedores refrigerado: Como su propio nombre indica, son buques en los que la carga refrigerada viaja dentro de contenedores “Reefer” (de 20 o 40 pies) que cuentan con su propio sistema de refrigeración, el cual funciona gracias a la energía que toman de la planta eléctrica del barco.

El contenedor Reefer, ¿cómo es su funcionamiento?

JCV - Expertos en Transporte MarítimoComo mencionábamos anteriormente, hoy en día, es posible transportar mercancía perecedera por medio de contenedores refrigerados Reefer. Este tipo de contenedores están especialmente pensados y diseñados para mantener una temperatura concreta en su interior, garantizando la conservación de la mercancía.

Los contenedores Reefer, por tanto, disponen de un sistema propio de refrigeración, el cual se conecta a la red eléctrica del barco, a las terminales portuarias o, incluso, a los camiones. Disponen, además, de un dispositivo de control que mostrará la temperatura del contenedor.

Dentro de la gama de contenedores Reefer, podemos encontrar diferentes modelos con características y funciones diferentes. Algunos de ellos son:

  • Reefers de 40 y 20 pies: Son los contenedores refrigerados más utilizados hoy en día. Cuentan con un sistema de conservación de frío o calor y un termostato.
  • Reefer ventilados: Disponen de un sistema de aislamiento y ventilación con el fin de evitar que las altas temperaturas entren en el contenedor y afecten a la mercancía. Se suelen utilizar para ciertos tipos de alimentos como es el caso del café o, incluso, los tubérculos.
  • Reefers de atmósfera controlada: Su fin es mantener la presión atmosférica adecuada dentro del contenedor. De esta forma, detiene los procesos de maduración de ciertas frutas.
  • Reefers superrefrigerantes: Se trata de contenedores capaces de generar y mantener temperaturas bajo cero gracias a los motores de que disponen y a su revestimiento interno. Esto lo convierte en una herramienta fundamental para el transporte de mercancía como pescados o, incluso, medicamentos.

Contenedores PRS (frío pasivo)

Adicionalmente a todos los métodos mencionados anteriormente, comienzan a aparecer sistemas innovadores para el transporte marítimo de temperatura controlada como es el caso de los contenedores PRS. Las principales características y ventajas de este sistema son:

  • El ahorro energético.
  • La calidad en la preservación de productos por medio de frío PCM.
  • Sistema pasivo que no requiere estar conectado.
  • Reducción en emisiones de CO2.
  • Posibilidad de transporte puerta a puerta.
  • Reducción de inversión en infraestructuras.

Destacar, por ultimo, que ya hay navieras que, en algunos de sus contenedores Reefer, tienen instalados sistemas de geolocalización y monitorización para, en tiempo real, informar de las condiciones en el interior del contenedor así como facilitar su ubicación.

    He leído y acepto el Consentimiento para suscriptores
    He leído y acepto La autorización de tratamiento de datos

    Noticias Recientes