ENTREVISTA A FERNANDO ORTEGA DE ILOVEACEITE.COM

 En: Transporte Marítimo

Hoy hablamos con Fernando Ortega, fundador de Iloveaceite.com Spain & USA, fabricante, comercializador y exportador de aceite de oliva virgen y virgen extra.

Iloveaceite.com dispone de estructura comercial propia en Estados Unidos y Polonia, y cuenta con la presencia de sus aceites de oliva en más de 20 países del mundo.

JCV: Fernando, en septiembre de 2011, en una presentación durante unas jornadas organizadas por el periódico digital de noticias gastronómicas, periodismogastronomico.com, explicaste cómo Iloveaceite.com nació durante un viaje entre Málaga y la isla griega de Zante. Cuéntanos un poco más sobre eso.

Fernando: Tras la enorme crisis y la gran mentira de las elecciones de 2008 por parte de Zapatero, nos vimos obligados a cerrar nuestra anterior empresa. Así que, en septiembre de 2009, cerramos porque la crisis nos había devorado en unos meses. Y tocaba reinventarse. Mis otros dos socios decidieron irse a probar suerte a Londres (les fue y les va de maravilla) y yo, con apenas 5.000 euros en mi cuenta, tenía que buscar un nuevo camino. Casualmente en septiembre de 2009, ¨tuve que llevarle¨ la Harley Davidson a mi padre que por entonces vivía en la isla griega de Zante, cruzando España, Italia y gran parte de la península helénica hasta llega a esa isla. En ese viaje, casi iniciático, nació la idea de ILOVEACEITE. Al llegar a Zante se la comenté a mi padre y él me animó a realizarla. A mi regreso la presenté en la SCA Encarnación de Peal de Becerro (Jaén) y así nació. Invertí en la web el único dinero que me quedaba y en noviembre de 2009 la puse en marcha, aunque oficialmente no la presentamos hasta febrero de 2010.

JCV: La idea inicial consistía en crear una tienda online para vender aceite de oliva virgen extra ¿Cómo surgió esa idea?

Fernando: Así de sencillo. Nada más. Quería vender online el aceite que producía nuestra finca y que pertenece a la SCA Encarnación. Pero Antonio Torrecillas, su gerente, vio el potencial y desde el principio me animó a no sólo vender ¨mi producción¨ sino todo el aceite que necesitara. Y así fue como levantamos la persiana de nuestra tienda online.

JCV: En 16 meses, desde su creación, conseguisteis vender en todas las comunidades de España. ¿Qué os animó a empezar a exportar?

Fernando: Sí, pusimos la web en marcha a finales de noviembre de 2009 y oficialmente en febrero de 2010. En abril de 2010, en pocos días, realizamos nuestra primera venta a China, solo porque contestábamos los correos electrónicos que nos llegaban.

JCV: Sois la primera empresa de Jaén (según la agencia tributaria) en exportar aceite de oliva virgen extra a Ghana (África). ¿Qué retos habéis tenido que superar para poder conseguirlo?

Fernando: Aquella operación la cerramos en Madrid y gran parte de ella nos la pagaron en cash. ¡Nunca había visto tantos billetes de 500 euros juntos! El importador era un ex púgil. Y nuestro contenedor cargado con garrafas de 5 litros llegó a Ghana sin problemas y sin muchas más dificultades que cualquier otro destino internacional. Exportar no es sencillo. Y mucho menos aceite de oliva virgen extra envasado. Desde el simple hecho de contestar en tiempo y forma los correos electrónicos, hacerlo en otro idioma (sobre todo inglés), hacerlo en fines de semana, incluso, nos ayudó a crecer en ese apartado. Luego dominar medidas, pesos, trámites aduaneros, Incoterms, etc. Todo pensando para poder enviar cotizaciones casi en tiempo real a cualquier parte del mundo. Sin embargo, no todo es de color de rosa. En las épocas de los precios bajos, nos regateaban a muerte, nos han intentado estafar varias veces, y en uno de mis viajes internacionales a China fui extorsionado (nunca viajes a China solo), entre otras notas de color en este negocio tan espeso como es el del aceite de oliva.

JCV: Cuéntanos sobre la apertura de la oficina comercial en Polonia ¿Qué posibilidades visteis en ese país para la exportación de vuestro producto?

Fernando: Yo quería que ILOVEACEITE fuera internacional. Casi sin querer lo conseguí. Pero quería más. Quería llevar mi marca a mercados locales. Un día me desperté y dije ¿por qué no Polonia? Tras varios intentos, por fin aceptaron mi viaje en la oficina de Extenda en Varsovia. Ellos no confiaban en el producto ni en el proyecto. Era 2011. El aceite de oliva virgen extra no tenía el glamour de ahora, ni mucho menos. En esos años se nos acusaba de fraude, de usar lampantes, etc., etc. España producía mucho aceite, pero malo. Luego llegó el boom de los aceites verdes y todo cambió. Sin embargo, volviendo a Polonia, nosotros sí producíamos calidad y ya exportábamos a otros mercados internacionales (en menos de dos años lo hicimos con más de 20 países diferentes). Y llegué a Varsovia en febrero de 2011, con un frío de escándalo, y conocí a Anna Machera. Nacía kochamoliwe.com. Diez años después, Anna y kochamoliwe trabajan día a día para llevar nuestros aceites de oliva virgen extra a todos los polacos.

JCV: Iloveaceite.com dispone de sede e infraestructura propia en Texas, EEUU ¿Crees que es importante disponer de unas infraestructuras propias en ese país para facilitar así la exportación del aceite de oliva virgen extra? ¿Es quizás el país más complicado para vuestras exportaciones?

Fernando: Estados Unidos es otro cantar. En el proyecto de ILOVEACEITE US puse toda la carne en el asador. La que tenía, la que me dejaron e incluso la que no tenía. Y me impliqué personalmente hasta tal punto que estoy en Texas desde enero de 2016. No es que sea un país más complicado que otro. Es ¨el país¨ donde todos quieren estar, pero en el fondo, muy pocos lo consiguen. El español viene cargado de prejuicios y con ese aire de superioridad pensando que está en Europa. Y se estrella. Y se estrella porque piensa que como su producto es ¨buenísimo¨ se lo van a quitar de las manos, haciendo gala de una miopía comercial importante. En Estados Unidos hay de todo. Incluso aceite de oliva virgen extra. Y hay presencia, sobre todo italiana e italianizada, que lo tienen todo copado. Y luego los gigantes del sector que envasan y mezclan en Córdoba, por ejemplo, y venden en los lineales norteamericanos con marca española, pero sin aceite español o marca italianizada con aceites de hasta 20 países distintos en una sola botella. Una locura. Y, además, todo a lo grande, O vienes con mucho dinero o es muy complicado. Aunque no lo parezca, España es irrelevante en la cultura gastronómica norteamericana. Nosotros invertimos sólo el primer año 250.000 euros. Hemos conseguido posicionar y diversificar nuestra marca en Texas, entre la comunidad española que reside en este estado y en el canal ¨foodservice¨. Hemos creado todo un universo gastronómico alrededor de la marca que nos permite comunicar nuestra tradición, nuestra historia, pero conociendo muy bien la cultura y el perfil de consumidor norteamericano en general y del texano en particular, que es muy particular. Texas con casi 30 millones de habitantes, roza los 50,000 dólares anuales de renta per cápita (el doble que España, por ejemplo) con apenas un 5% de desempleo, con tres ciudades entre las diez ¨top ten¨ norteamericanas, Dallas, Houston y San Antonio, y con una gigantesca influencia mexicana, sobre todo en la zona de San Antonio. Con este panorama o lo haces desde aquí, o no lo consigues. Y no todos están dispuestos ni a pagar en dinero, ni a pagar en esfuerzo personal para conseguirlo. Yo no veo otra forma de hacerlo.

JCV: ¿Qué inconvenientes ha supuesto el COVID para poder seguir realizando vuestra operativa diaria? ¿Cómo ha afectado al transporte y las entregas internacionales?

Fernando: La pandemia y los aranceles del 25% nos hicieron bajar ventas, sobre todo en los meses de abril, mayo y junio del año 2020. Pero desde verano y las aperturas parciales de Texas (aquí tuvimos mascarillas y pcrs gratuitos desde el principio), recuperamos casi todas las ventas ya que nuestros clientes están muy fidelizados, sobre todo, por el servicio de atención al cliente que ofrecemos. Algunos de ellos incluso mejoraron en ventas durante todo el año 2020. Nosotros cerramos el año, al final con sólo un 10% menos de facturación que en el año 2019. Sin embargo 2021, en el primer trimestre, ya hemos doblado las cifras de 2020. Y eso que enero, febrero y marzo de 2020 fueron ¨normales¨. Pero es que Texas lleva abierta legalmente 100% desde hace un mes (de facto desde navidades) y la economía no se paró nunca. De hecho, Houston, nuestro puerto de entrada no ha sufrido el colapso que ha sufrido Miami, por ejemplo, y ha funcionado todo el año con relativa normalidad. Nosotros hemos importado sin especial dificultad ni demoras, salvo las habituales. De hecho, el ultimo embarque que nos llegó la semana pasada ya entró sin aranceles y la retirada en el CFS de Houston apenas tomó dos días.

JCV: En vuestro caso, la exportación de vuestro producto requiere de controles sanitarios y de calidad ¿se ha complicado esto durante la pandemia?

Fernando: No, nada. El aceite de oliva virgen extra es un producto muy estandarizado y conocido en todas las aduanas del mundo. Nosotros llevamos desde 2016 importando a Estados Unidos, no solo aceite. Importamos comida y vino. Nunca hemos tenido problemas ni hemos tenido que aplicar controles sanitarios extra, ni con pandemia ni sin pandemia. Pero es que, además, nosotros producimos calidad certificada y garantizada. Y tenemos un largo historial ya de operaciones en EEUU, no sólo a nivel federal sino estatal. Es decir, tenemos una larga hoja de servicios que, sin duda, ayuda. Y luego además nos asesoran los mejores en esto de las operaciones aduaneras. Nosotros controlamos todas las operaciones desde origen a destino. Eso facilita mucho las operaciones internacionales con este país. Sin hablar de los registros, seguros, depósitos, etc. que te exigen para operar en EEUU. Pero para nosotros ya es algo normal y habitual.

JCV: Como e-commerce ¿vendéis a clientes particulares en todo el mundo? ¿complica eso la logística para la exportación?

Fernando: Curiosamente el servicio de venta a particulares en Europa dejamos de prestarlo. Era insufrible la cantidad de incidencias que teníamos. A Canarias no hacemos envíos por que es insoportable el coste que sufren los productos, por ejemplo. Casi lo mismo que a Baleares. Es curioso que sea más sencillo (y barato en proporción) mandar un contenedor a Hong Kong que una caja de aceite de Canarias. Al final nos hemos especializado en envíos internacionales ¨grandes¨, esto es, mínimo un pallet de producto. Menos es muy costoso y el aceite de oliva virgen extra es un commodity histórico, con muy poco valor añadido. Sólo unos pocos, muy pocos, lo valoran de verdad. Al resto no le importa comprar una ¨marca española¨ que no lleve aceite español solo porque es el más barato. Así está el panorama, nos guste o no. Y lo que le queda.

Todo un placer haber compartido este rato con Fernando. Solo podemos desearle mucho más éxito con Iloveaceite.com.

    He leído y acepto el Consentimiento para suscriptores
    He leído y acepto La autorización de tratamiento de datos

    Noticias Recientes
    jcv-shipping-el-compromiso-con-las-personas-la-mejor-garantiaIMPORTACIÓN-EXPORTACIÓN-DE-COSMÉTICOS-EN-LA-UNIÓN-EUROPEA