II Congreso Aragón y el Mercado Asiático

 En: Eventos

 

El pasado martes 26 de marzo asistimos al II Congreso Aragón Asia, un evento único para descubrir las oportunidades que el mercado asiático ofrece a las empresas aragonesas.

Las impresionantes cifras con las que el embajador de China en España, Lyu Fan, ha expuesto el crecimiento económico de su país (entre un 6 y un 6,5% previsto para 2019), el volumen de sus transacciones internacionales (solo en la primera feria de Shanghai los intercambios comerciales alcanzaron los 57.800 millones de dólares), la cuantía de sus inversiones (mientras se reducen en el mundo, en China se incrementan un 1,3%) o su capacidad de generar empleo (13,61 millones de puestos de trabajo en 2018) explican por qué Aragón, ha centrado su mirada y su interés en el gigante asiático.

El comercio España-China se caracteriza por el déficit crónico: el volumen de importaciones (26.908 millones de EUR en 2018 – ICEX) supera y con diferencia a las exportaciones (6.276 Millones de EUR en 2018- ICEX). Los principales productos exportados han sido: cobre y sus aleaciones (12,9%), carne de porcino (8,7%), equipos, componentes y accesorios de automoción (5,6%), desperdicios y desechos de cobre (5,1%), y aceites minerales (4,9%). Los principales productos importados han sido: equipos de telecomunicaciones (5,2%), máquinas de tratamiento y procesamiento de datos e información (5,1%), transistores y dispositivos semiconductores (3,4%), preparaciones y conservas de pescado (3,1%), y artículos de marroquinería (2,4%)

 “Los productos españoles tienen una buena acogida en el mercado chino por su calidad, pero el porcentaje de ventas apenas supone el 0,6%”, indicó Lyu Fan, poniendo como ejemplo a Chocolates LACASA. Insistió en que “queda mucho por hacer” para elevar la presencia de las exportaciones de España en aquel inmenso mercado. Para conseguirlo las empresas no solo cuentan con los diferentes convenios recientemente firmados con España y que han fortalecidos las siempre cordiales relaciones bilaterales, sino también todo un nuevo escenario comercial (con leyes que favorecen la inversión y la comercialización internacional)

En la primera mesa redonda se comentaron los diferentes apoyos para el comercio e inversión de las empresas aragonesas en China. Participaron Fernando Salazar Palma (presidente de CESCE), Jesús Mardomingo (socio de Dentons España), Julián López-Arenas (director de Competitividad de la Cámara de España) y Julio de la Paz Pozuelo (director de Negocio Comercio Exterior y Tesorería de CaixaBank).

Fernando Salazar, recomienda un nuevo modelo de cooperación que se base en la unificación de empresas grandes para poder desarrollar aportes mayores. Afirmó que se espera que en 2020 China supere a Estado Unidos económicamente y que existe un fuerte crecimiento en las exportaciones. Todavía queda déficit, pero cada vez se consigue vender más y con mayor valor añadido. Asegura que el comercio exterior tiene sus riesgos, pero China no es particularmente más complicada que otros países. La diferencia más importante es la barrera cultural. El nivel de riesgo de China es el mismo nivel que tendría España si no estuviera dentro de la Unión Europea. Existen riesgos de impago, de incumplimiento de contrato, entre otros, pero son riesgos habituales para los que están preparados los expertos.Defendió que en 2017 ya no reconocía China, y dentro de 5 años volveremos a no reconocerla. La economía es mucho más abierta y tecnológica, y está reclamando su puesto en el mundo, incluso con presencia militar.

Julián López-Arenas, manifestó “Las Cámaras ya no tenemos el potencial que teníamos antes pero seguimos articulando un plan de Cámaras » tenemos que intentar salir y apoyar a las empresas para su externalización». Insinuó que el mercado de la Unión Europea se está estancando, y China ofrece un gran potencial. Eso sí, recomienda que antes de salir al exterior se debe buscar asesoramiento y hacer un buen plan de internacionalización. En el boom económico había un exceso de recursos apoyando la externalización, y explicó que gracias a la crisis surgieron nuevas formas de organizarse tales como un tripartito, una reunión que a través de las instituciones se intenta que cada vez que haya una visita de estado, al haber autoridades, las empresas se vean beneficiadas organizando encuentros empresariales. Su visión de futuro respecto a China es que el comercio electrónico cambiará, ya que 500 millones de usuarios ya son compradores, suponiendo un 50% de la población, y en los próximos 4 años se prevé elevarse esa cifra.

Jesús Mardomingo, dijo claramente “Amen a ese país al que queréis externalizar para tener éxito”. Comunicó que China es un estado de derecho, con leyes actuales, y tribunales especializados. Además afirmó que los tema legales no lo son todo, que hay que verlos como una parte dentro de una globalidad. Expuso que en España nos cuesta la adaptación cultural. Lo más importante es la obligación de contribución de tecnología del extranjero con China, siendo importante protegerlo. Su diagnóstico sobre el futuro de China fue “La población China envejece, y mi pronóstico es que ello dé un giro”.

Julio de la Paz, aseguró que su empresa cuenta con tres oficinas en China dando cobertura a todo el país con profesionales españoles. Comentó la disposición de herramientas que pueden ayudar a las empresas a evaluar la idoneidad de externalizar o no las empresas. Además, cuentan con un acuerdo que facilita la operativa bancaria entre China y España.

Tras esta mesa redonda, comenzó una segunda, formada por Jesús Mena (Socio Magapor), Enrique Chueca (Gerente de Bodegas Aragonesas), Eva Villaverde (Directora General de BTV España), José Alonso (Administrador Escuelas CENETED) y Valentín Almansa (Director general de Sanidad de la Producción Agraria. Ministerio Agricultura, Pesca y Alimentación), moderada por Fernando Fernández Cuello (Director Gerente Aragón Exterior), donde se expusieron casos de éxito de empresas aragonesas en el mercado asiático.

Todos ellos, empresarios de éxito, comentaron que en un primer momento cuando se establecieron en China tuvieron ciertas complicaciones, entre ellas la ya expuesta barrera cultural. A pesar de ello, consiguieron prosperar, mostrando que es algo posible con dedicación y esfuerzo, consiguiendo finalmente un resultado favorable, y dijeron no iban a quedarse ahí, sino que sigue habiendo grandes expectativas para seguir creciendo en un mercado de expansión a mayor velocidad.

Grandes posibilidades que nos ofrece el mercado asiático para las empresas de Aragón y desde JCV nos ponemos a vuestra disposición para cualquier duda o aclaración que necesitéis para afrontar con éxito vuestras exportaciones por vía marítima.

He leído y acepto el Consentimiento para suscriptores
He leído y acepto La autorización de tratamiento de datos

Noticias Recientes

Escribe un Comentario