La importancia de contratar a un agente transitario

 En: Comercio Internacional

El envío de mercancías internacional asociado a una exportación es una operación compleja en la que participan muchos agentes y que, al mismo tiempo, depende de diversos factores. De hecho, este tipo de envíos pueden verse afectados por demoras, conflictos logísticos, huelgas o, incluso, problemas con la documentación.

La complejidad del proceso, por tanto, hace que en muchas ocasiones sea más sencillo delegar todo este papeleo y tarea en una empresa especializada o agente transitario, que se encargue de realizar todas estas gestiones de manera profesional y eficaz.

En el post de hoy, hablamos de qué papel juega el agente transitario en todo el proceso de envío, así como de las principales ventajas que tiene para las empresas contratar los servicios de este tipo de intermediarios.

¿Qué es un agente transitario marítimo?

La misión principal de la empresa transitaria marítima es coordinar y organizar el transporte marítimo de las mercancías de sus clientes de forma rentable, eficiente y, sobre todo, segura.

Se encarga, por tanto, de facilitar el proceso de envío, tanto en la exportación como en la importación de productos, garantizando que el intercambio o transacción se realice de acuerdo a lo previamente establecido.

Principales ventajas de contratar un agente transitario marítimo

  • Información y consejo profesional.

La empresa transitaria tiene gran conocimiento y experiencia en el sector, ya que se dedica profesionalmente a este tipo de gestiones. Al contratar sus servicios, por tanto, el agente te aconsejará sobre aspectos clave del envío como: la ruta a tomar, las mejores combinaciones disponibles, cómo ahorrar costes y otros muchos factores clave.

  • Gestión del papeleo y documentación.

Uno de los principales obstáculos a los que se enfrenta cualquier exportador o importador es la necesidad de rellenar y presentar, adecuadamente, toda la documentación solicitada. De hecho, no presentarla en los plazos y forma adecuada, puede suponer un importante retraso en el proceso de envío.

Cuando se delega en un agente transitario, éste se encarga de rellenar y presentar todo el papeleo y documentación en los plazos y forma adecuados, asegurándose de cumplir con todos los requisitos necesarios para que el envío sea un éxito.

  • Ahorro en tiempo.

Organizar y planificar un envío marítimo es algo que consume mucho tiempo y recursos debido, principalmente, a todos los agentes que participan en el proceso. Esto es algo que, además, se hace extremadamente complicado cuando no se conoce a fondo el sector. Delegar este trabajo en un agente transitario supondrá, por tanto, no solo un ahorro en tiempo, sino también en quebraderos de cabeza.

  • Rapidez y eficiencia.

Contratar una empresa transitaria es sinónimo de agilidad y rapidez, ya que siempre trabajará por encontrar la forma más rápida y eficaz de llevar la mercancía al puerto de destino.

Este tipo de empresas, además, te ofrecerán información constante sobre el estado de tu envío para que, en todo momento, estés actualizado e informado de dónde se encuentra tu mercancía.

  • Gestión de imprevistos.

Los imprevistos son uno de los principales enemigos del transporte marítimo de mercancías. Cualquier pequeño problema o error puede derivar en un retraso en el envío y, por tanto, en el incumplimiento de plazos de entrega que pueden llevar a fricciones en las relaciones comerciales con los clientes.

Por todo ello, es esencial no solo contar con una planificación sólida, sino también saber responder de manera rápida y eficaz a cualquier contratiempo que pueda surgir. En todo este proceso es esencial contar con una adecuada red de contactos que nos permita dar respuesta a cualquier incidencia rápidamente.

Los agentes transitarios tienen una amplia red de contactos diseminada por todo el mundo, algo que los hace realmente efectivos para la resolución de este tipo de problemas o conflictos.

 Conclusión

Como hemos podido ver a lo largo del artículo, los procesos de exportación e importación de mercancías son complejos, por lo que requieren de una detallada planificación y desarrollo.

Coordinar este tipo de envíos, en donde intervienen un gran número de agentes externos, es algo complicado, especialmente para empresas que no tienen tiempo ni experiencia en este tipo de transacciones. Para estas situaciones, sin duda, es recomendable confiar en un agente transitario que no solo nos guíe y aconseje, sino que también nos facilite el proceso de envío de mercancías.

    He leído y acepto el Consentimiento para suscriptores
    He leído y acepto La autorización de tratamiento de datos

    Noticias Recientes
    tendencias en el sector de la alfalfa