Los 6 documentos imprescindibles del transporte marítimo

 En: Comercio Internacional

Cuando se realizan envíos por medio del transporte marítimo, es necesario conocer la documentación a presentar, así como cumplimentarla de manera adecuada. Los envíos marítimos internacionales, por tanto, requieren que el expedidor conozca detalladamente estos documentos y los presente de la forma y manera correcta.

Cualquier error en la documentación podría traducirse en un retraso, lo que alteraría la fecha de entrega de la mercancía. En consecuencia, se produciría una ruptura en la cadena de suministro, algo que toda empresa siempre intenta evitar.

En el transporte marítimo existen 6 documentos esenciales que todo expedidor debería conocer. Por ello, en este artículo os explicamos cuáles son y sus principales características, con el fin de que puedas familiarizarte con ellos. Como podréis comprobar, en muchos de estos documentos se solicitan los mismos datos. Por ello, es de vital importancia que la información sea consistente y exacta, evitando errores que puedan alterar los tiempos de entrega.

 

1. Packing List

También conocido como lista de contenido, es un documento de gran importancia en el transporte marítimo de mercancías. Se trata de un listado en el que se resume y detalla todo aquello que se ha cargado en el contenedor. Funciona, por tanto, como inventario en el que se hacen constar y quedan reflejadas todas las mercancías a enviar.

El Packing List tiene como fin principal informar a la naviera, transitario, importador y Aduana del contenido que envía el expedidor, sin que sea necesario por parte de ellos inspeccionar o verificar  el contenido del pedido.

A la hora de hacer el Packing List o lista de contenido es esencial detallar la información lo máximo posible. De este modo, facilitaremos el proceso de envío, haciendo que sea más fácil la identificación de la mercancía a lo largo de la cadena de suministro. En este documento será necesario especificar las mercancías que se van a enviar, así como partida arancelaria, número de bultos, volumen y peso.

Es importante recordar que la información recogida en el packing list debe ser veraz y correcta, ya que a partir de ella se elaborará el Bill of Lading. Por esta razón, es necesario corroborar que la información contenida en ambos documentos coincide y no existen incongruencias, que puedan traducirse en problemas posteriores.

2. Bill of Lading

También conocido como B/L, el Bill of Lading es uno de los documentos más importantes del transporte marítimo internacional.  Se trata de un contrato que emite la empresa naviera, con el fin de acreditar o confirmar que la mercancía se ha recibido correctamente a bordo para ser transportada a su destino.

Este documento podría considerarse un certificado/prueba de propiedad de las mercancías transportadas. Por ello, deberá reflejar con claridad ciertos datos relevantes como: quién es el expedidor, cuál es la compañía naviera, qué mercancías se transportan, en qué buque han sido cargadas y quién es el consignatario, entre otras cosas.

Además, una vez en el destino, el Bill of Lading Original deberá ser presentado para que la empresa naviera pueda liberar la mercancía. Se convierte, por tanto, en una prueba clara de que las mercancías han sido recibidas en el destino.

Existe la opción de emitir Sea Way Bill, también conocido como “Express Release Bill o Lading” o “Straight Bill of Lading”. El Sea Waybill es utilizado cuando el expedidor toma la decisión de liberar su control sobre la carga inmediatamente, es decir que la mercancía puede ser entregada a la persona identificada en el documento, sin que ésta tenga que presentar documento alguno para reclamar la carga, sino únicamente acreditar su identidad.

Un Sea Waybill únicamente cumple una función probatoria, por lo que carece de toda cualidad de título de valor.

El Sea Waybill es recomensable cuando el shipper tiene relación de confianza y conoce bien al destinatario de la carga.

3. Factura comercial

La factura comercial es bastante similar a cualquier otra factura. La diferencia principal es que recoge información específica sobre el envío de la mercancía a presentar y declarar a la Administración para la emisión del despacho de aduanas tanto en origen como en destino, y por tanto documento de gran importancia en el transporte marítimo.

Como en los casos anteriores, la factura comercial debe recoger ciertos datos como: quién es el vendedor, quién es el comprador, condiciones de pago, INCOTERM con el que se ha cerrado la venta, origen de la mercancía, HS code, entre otras cosas.

¿Cuál es la diferencia entre una factura comercial y el Packing List? Aunque contengan información parecida, son documentos que tienen fines distintos: Mientras el Packing List detalla aspectos relativos a la mercancía transportada, la factura comercial aborda los detalles transaccionales de la venta.

4. Certificado de origen

Como su propio nombre indica, el certificado de origen es un documento que justifica y acredita el país de origen de la mercancía, cuando se realiza un envío internacional. Identifica, por tanto, el país en el que se ha producido dicha mercancía.

En este caso, el certificado de origen determinante en el cálculo de los aranceles e impuestos que debe pagar el importador en los casos en los que el envío se haga entre países con acuerdos comerciales ya que la aplicación de los mismos se determina mediante la presentación de una prueba de origen como es el certificado de origen.

Este tipo de documento (Form A, EUR, ATR, etc.) es expedido por las Cámaras de Comercio Internacional o autoridades competentes de cada país bajo un modelo de documento estandarizado. Así mismo, para algunos países como India ya se trabaja con el acuerdo REX que permite la certificación del origen en la factura, indicando un texto específico y haciendo constar nº de exportador autorizado.

5. Despacho de Aduanas

Toda mercancía que entra y sale del territorio aduanero de la Unión ha de ser declarada a la Agencia Tributaria. Según el CAU (Código Aduanero de la Unión) en su Título IV capítulo 1, artículo 127 punto 1: Las mercancías introducidas en el territorio aduanero de la Unión deberán ser objeto de una declaración sumaria de entrada. y en su título VIII, capítulo 1, Artículo 263 punto 1:  Las mercancías que vayan a salir del territorio aduanero de la Unión irán amparadas por una declaración previa a la salida que se presentará en la aduana competente dentro de un plazo específico antes de que las mercancías salgan del territorio aduanero de la Unión.

Por ello, las embarques de exportación e importación deben ser declarados ante la Aduana. Para la realización del despacho se necesitará, generalmente, factura comercial, packing list, certificados y bl (en el caso de la importación)

En el caso de la importación el despacho permitirá la introducción de las mercancías en la UE y se generará la deuda aduanera (pago de los impuestos si fuera necesario; IVA, Arancel, impuestos especiales, etc.) El en caso de la exportación, autoriza la salida de la mercancía del territorio ya que las operaciones de exportación están exentas de IVA.

 

6. Carta de crédito

La carta de crédito es un vínculo formal por medio del cual el importador se compromete a pagar al vendedor en el extranjero, siempre y cuando éste entregue la documentación y mercancías en la fecha acordada. Se trata, por tanto, de un acuerdo de pago vinculante entre el comprador y el vendedor.

Por norma general, una vez se ha realizado el envío de la mercancía, el vendedor debe acudir al banco y aportar la documentación que acredita dicho envío. El banco, por otro lado, confirmará la veracidad de la información presentada y pagará al vendedor la cantidad acordada. Tienes más información detallada sobre este documento en nuestro post específico sobre la Carta de Crédito.

Hay que tener en cuenta que no es un documento obligatorio para el transporte marítimo y comercio internacional sino que es un método de cobro acordado entre las partes. Antes de realizar el embarque hay que revisar la carta de crédito ya que puede contenedor cláusulas que afecten al transporte marítimo (fecha límite de embarque, puerto de embarque o de destino, etc.)

 

En resumen, estos son los 6 documentos principales que todo expedidor debería conocer. Familiarizarse con ellos y preparar la información con antelación es, por tanto, esencial para garantizar un envío satisfactorio y exitoso.

He leído y acepto el Consentimiento para suscriptores
He leído y acepto La autorización de tratamiento de datos

Noticias Recientes
libros y juegos transporte marítimo